LEGISLACION INFORMATICA | CONTRATOS INFORMATICOS | delitos informaticos | Album de fotos | INFORMATICA JURIDICA
 
CONTRATOS INFORMATICOS
 
 
INTRODUCCION DE CONTRATOS INFORMATICOS
El desarrollo de las nuevas tecnologías ha propiciado el nacimiento de una nueva forma de contratación y de nuevas modalidades contractuales.

En cada uno de los contratos se ha de prestar especial atención a su redacción, formalización y negociación.

El rellenar un simple modelo de contrato no garantiza los efectos deseados, ya que una mala redacción de las mismas puede dar lugar a resultados y consecuencias jurídicas no deseadas. Se hace necesario conocer y respetar la legislación contractual a la hora de redactarlos, por ello las empresas y los consumidores en general han de poner en manos de abogados y profesionales del derecho la redacción de sus contratos, dada la complejidad de la materia y del lenguaje jurídico y técnico empleado en su redacción.


clases de contrato.

Carta de colaboración de proveedor de contenidos (intercambio de enlaces)
Acuerdo de colaboración de servicio
Modelo de documento de entrega de programa
Contrato de mantenimiento
Contrato de Mantenimiento de Licencias de Sistema
Condiciones y licencia de uso
Copyright. Licencia de uso
Licencia de uso de programa
Contrato de desarrollo de programa informático
Contrato de arrendamiento de equipos
Contrato de mantenimiento de equipos
Contrato de licencia de uso
Contrato de mantenimiendo (general)
Contrato de ASP (general)
Contrato de desarrollo de Software a medida (general)
Contrato de distribución (general)
Contrato de escrow (general)
Contrato de hosting (general)
Contrato de housing (general)
Contrato de licencia de uso (general)
Contrato de registro y renovación de nombre de dominio
Contrato de outsourcing
Contrato de compraventa de hardware
Contrato de cesión de propiedad intelectual
Contrato de prestación de servicios informáticos
Contrato de suministro de contenidos





contratos a medida.


Protección de los Consumidores

La Protección de los Consumidores, y en particular por lo que se refiere a la utilización de Condiciones Generales de la Contratación (CGC) en formato electrónico, las Juntas Arbitrales de Consumo o la Responsabilidad Civil por productos defectuosos, determina la necesidad de que los empresarios y profesionales que proceden a ofertar sus bienes o servicios a través de Internet, se vean obligados a adecuar las mismas a los requisitos legalmente establecidos.

Esta protección del consumidor supone, de un lado, el cumplimiento de unas obligaciones por parte de quien efectúa la oferta de contratación sujeta a condiciones generales, al tiempo que determina la necesidad de observar los derechos que la legislación reconoce al consumidor, como muestra de la protección que se otorga al mismo por la situación contractual en la que se encuentra.

 
Imagen
firma electronica
La Firma electrónica constituye una forma de garantizar la realización de transacciones electrónicas a través de redes abiertas como Internet, en las que el contenido de las comunicaciones se encuentra a merced de terceros no autorizados que podrían interceptar dichas comunicaciones si las partes no adoptasen las oportunas medidas.

Además de constituir una solución técnica a la necesidad de garantizar la realización de comunicaciones en un entorno electrónico como Internet, la firma electrónica tiene importantes repercusiones jurídicas, puesto que traslada a dicho entorno lo que la firma manuscrita supone para las transacciones realizadas fuera de línea, garantizando así la identificación de las partes intervinientes, la autenticación del documento, la confidencialidad de la información y su integridad.

Como figuras esenciales en la aplicación práctica de la firma electrónica, aparecen los Prestadores de Servicios de Certificación, cuya función es primordial para el funcionamiento de la firma electrónica, debiendo cumplir una serie de requisitos, técnicos y jurídicos, y obligaciones para poder acceder a dicha condición.

Protección de Datos

La Protección de Datos se configura como un derecho fundamental de los ciudadanos concretándose en el amparo debido a los mismos frente a la utilización por terceros, en forma no autorizada, de sus datos personales susceptibles de tratamiento automatizado, para, de esta forma, confeccionar una información que, identificable con él, afecte a su entorno personal, social o profesional, en los límites de su intimidad.

Al establecer la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos (LOPD) los principios, derechos y obligaciones que han de observarse en el tratamiento de datos de carácter personal, se hace necesario establecer los mecanismos y procedimientos adecuados y necesarios con el fin de llevar a cabo un tratamiento legal y leal de los datos personales.

Además de lo anterior, resulta necesario que quien trate datos, responsable o encargado del tratamiento, observe dichas disposiciones en las diversas fases en las que se concreta: recogida, tratamiento y utilización o cesión o comunicación de los datos.

Será a través del cumplimiento de las disposiciones legales y, lo que es aún más importante, mediante el respeto al derecho fundamental a la protección de datos que se reconoce al titular de los mismos, como podrá garantizarse un tratamiento adecuado y conforme con la ley.

Lo anterior supone la necesidad de adoptar los procedimientos necesarios con el fin de adecuar dichos tratamientos a la normativa vigente, en su caso mediante acciones como la adecuación de las cláusulas contractuales a dicha normativa; la suscripción de los correspondientes contratos de prestación de servicios; la elaboración del Documento de Seguridad que se prevé en el Reglamento de medidas de seguridad; o, el establecimiento de procedimientos que faciliten el ejercicio de los derechos de los afectados, y todo ello con el fin de garantizar al interesado un correcto tratamiento de sus datos.

 
 
yesenia2802@hotmail.com
escribenos tus comentarios